La Sala

¿Por qué los productos Flex mejoran la calidad del sonido?

Las salas de conciertos deben enfrentarse al reto de optimizar la experiencia del espectáculo para el público, los intérpretes o actores, los técnicos, etc.

Hoy en día la mayoría de salas presentan una variedad de estilos musicales. Es un hecho que los distintos géneros musicales demandan acústicas distintas y, por esta razón, es lógico optar por soluciones de acústica variable.

Adaptar los tiempos de reverberación a los distintos géneros musicales para que se complemente la música es posible mediante la tecnología creada por Flex Acoustics. Los intérpretes, ingenieros de sonido y, lo más importante, el público, serán testigos de una experiencia sonora optimizada en cada evento. 

Querrán volver una y otra vez a la sala que ofrece el mejor sonido, sin importar cual sea el género musical.

Otras soluciones acústicas incorporan materiales de absorción porosos, telones, pancartas y resonadores de cavidad. A diferencia de estos métodos, los sistemas aQflex y aQtube absorben las frecuencias más importantes del rango bajo, mientras mantienen las frecuencias altas que absorbe el público. La reverberación de los tonos fundamentales de los distintos instrumentos musicales se distribuye equitativamente. El resultado es un sonido mucho más claro tanto para el público como para los músicos, definiendo así una nueva era en la calidad de sonido para salas de concierto.

Está comprobado científicamente que un tiempo de reverberación corto en las frecuencias bajas es lo que hace que una sala sea apropiada para presentar música amplificada.